Cámara Hiperbárica Tratamiento Encefalopatía Hipóxica Isquémica.

El Tratamiento con Oxígeno Hiperbárico es una terapia complementaria en la Encefalopatía Hipóxica Isquémica.

En el inicio de los daños neurológicos, suele haber una importante falta de Oxígeno

Algunas enfermedades isquémicas y/o metabólicas encefálicas desembocan en un comprometido estado de deficiencia neurológica con incapacidad funcional total, coma superficial o profundo y situación vegetativa. La mayoría de estas situaciones son irreversibles y constituyen un problema sanitario a largo plazo y un coste social muy elevado.

Algunos estudios han sugerido que los Tratamientos Hiperbáricos pueden ser útiles para aliviar los déficit de estos enfermos y acelerar su rehabilitación, en especial en las enfermedades desmielinizantes.

En función de la teoría de la penumbra isquémica, fundamento del amplísimo arsenal farmacéutico que suele utilizarse de forma nunca contrastada en estos casos, algunas células neuronales, como resultado de una agresión hipóxica mantenida, pueden entrar en un estado de nulidad funcional sin haber alcanzado todavía el estado de muerte celular. Si bien la célula necrótica por definición es irrecuperable, las neuronas que se hallan en estado de penumbra isquémica no responden a los estímulos farmacológicos, pero sí captan el oxígeno plasmático que se les transfiere por difusión simple, con lo cual podrían recuperar total o parcialmente su actividad.

CONCLUSIÓN

la Oxigenoterapia Hiperbárica ayuda a activar las neuronas ‘perezosas’ mejorando el flujo sanguíneo en las áreas cerebrales afectadas.

La eminencia mundial en Medicina Hiperbárica, la doctora Nina Subbotina, habla en su libro ‘La Cámara Hiperbárica. Ciencia, no milagro’ de cómo el tratamiento con Medicina Hiperbárica puede ayudar en las lesiones cerebrales. Así, la citada doctora habla de ‘Neuronas fatigadas’ fruto del envejecimiento de la población.

TOP