Cámara Hiperbárica Buceo - Enfermedad de descompresión.

En la practica de buceo, si la descompresión no puede hacerse en el agua, debe hacerse en una Cámara Hiperbárica.

La Oxigenoterapia reduce las burbujas de nitrógeno para ser eliminadas por la respiración.

En la practica del buceo, se pueden presentar accidentes que derivan a la enfermedad descompresiva, también conocida como la “enfermedad del buzo” o “ataque de presión”. Esta se debe a la formación de burbujas de nitrógeno dando inicio a fenómenos embolicos, estas burbujas puede emigrar a otras partes del cuerpo, produciendo diferentes síntomas.

Estas burbujas se forman cuando el buceador desde aguas muy profundas llega a la superficie de manera apresurada, es decir, pasa de una presión mayor a una presión menor, en poco tiempo, y esta velocidad en el cambio de presiones, es lo que genera estas burbujas en nuestro cuerpo, que pueden llegar a ser mortales.

Los síntomas se presentan poco después de salir a la superficie y van desde un simple dolor de cabeza, vértigos y cansancio, hasta dolor en las articulaciones, trastornos cutáneos, neurológicos (parálisis) e incluso en los casos graves, shock y muerte.

Los Tratamientos Hiperbáricos son alta mente efectivos en este tipo de patologías, la idea de introducir al buceador afectado en una Cámara Hiperbárica es inducir una nueva compresión, al someterla artificialmente en la Cámara Hiperbárica respirando oxigeno puro a una presión elevada, convierte las burbujas de nitrógeno en microburbujas y asi, será mas fácil para el cuerpo eliminarlas a través de la respiración mientras se va disminuyendo progresivamente la presión.

Para finalizar, comentar que además del embolismo disbárico, otros tipos de embolismos gaseosos graves (cirugía cardíaca, neurocirugía, iatrogénico, etc.) son subsidiarios de un posible Tratamiento Hiperbárico de urgencia con resultados y recuperación muy positivos.

CONCLUSIÓN

La Cámara Hiperbárica convierte las burbujas de nitrógeno causadas por accidentes en buceo, en microburbujas que se eliminan por medio de la respiración.

Cuando se realizan ascensos rápidos, omisión de paradas de descompresión, o simplemente por factores idiosincrásicos a la persona, disminuye la presión y los gases disueltos y acumulados en el organismo tienden a formar burbujas de nitrógeno. Los tratamientos en Cámara Hiperbárica otorgan una recuperación total, si se recibe con prontitud.

TOP